El colapso de la comunicación minorista y la Torre de Babel

Tower of Babel - how does it relate to a communication breakdown in retail

Encontrado en el Libro de Génesis, la historia de la Torre de Babel cuenta cómo la gente del mundo hablaba el mismo idioma y trabajaban juntos para construir una torre que llegaría a los cielos. Al igual que en el caso de una falla de comunicación en el comercio minorista, Dios vio la ambición como una falta de aprecio y desorganizó su lenguaje para que ya no pudieran entenderse entre sí. Por tanto, la torre nunca se completó.

Este cuento antiguo resuena en muchas situaciones modernas en las que los errores de comunicación conducen a malentendidos, conflictos o oportunidades de capacitación perdidas. En la industria minorista, donde las empresas dependen de una capacitación eficaz para seguir siendo competitivas, la falta de canales directos entre la sede central, los gerentes de línea y los empleados puede generar problemas.

“Si tiene éxito en la impartición de eLearning, el alumno ni siquiera estará (ni debería sentir la necesidad de estarlo) centrado en la parte “e”, sólo estará centrado en lo impresionante que es la parte “Aprendizaje”.”

Keith Phillips

Uno de los principales problemas que ha mostrado una investigación es la dificultad de proporcionar información o comunicaciones a los trabajadores de primera línea. Lo que es más importante, existe la dificultad de capacitar a estos trabajadores sin escritorio, que constituyen la mayoría de la fuerza laboral minorista. Estos miembros del equipo, que pasan la mayor parte del tiempo de pie, a menudo se sienten desconectados del resto de la organización. Ellos pueden tener oportunidades limitadas para desarrollar sus habilidades o comunicar sus comentarios a la gerencia.

Puntos débiles del comercio minorista

Uno de los principales problemas es la dificultad de proporcionar información a los empleados de primera línea. Esto puede deberse a una falla de comunicación en el comercio minorista. Más importante aún, capacitar a estos trabajadores sin escritorio, que constituyen la mayoría de la fuerza laboral minorista. Estos miembros del equipo en particular, que pasan la mayor parte del tiempo de pie, a menudo se sienten desconectados de la organización. Ellos pueden tener oportunidades limitadas para desarrollar sus habilidades o comunicar sus comentarios a la gerencia.

Además, los gerentes a menudo se sienten agotados por tener que estar al tanto de la capacitación de los empleados o de múltiples actualizaciones de productos. En muchos casos, es posible que no tengan las habilidades para la capacitación y la comunicación interna.

Como resultado, los minoristas pueden perder miembros valiosos y experimentados del equipo debido a la falta de compromiso y la desmotivación. Los empleados también pueden perderse el avance profesional o el desarrollo de habilidades. Por ejemplo, un trabajador de almacén puede tener que cumplir múltiples normas de salud y seguridad. Es posible que necesiten refrescarse o actualizarse periódicamente. O podría aparecer un nuevo producto en el mercado y sería necesario informar a todo el equipo en muchas franquicias diferentes. Una falla de comunicación en el retail muchas veces ocurre porque la empresa no cuenta con las herramientas necesarias para comunicar, capacitar y desarrollar a sus empleados. Toda esta información simplemente se pierde y los miembros del equipo se sienten abrumados y subestimados.

Además, cuando los empleados sin escritorio no se sienten valorados, pueden perder el compromiso. Esto podría provocar una mayor rotación, baja moral y un desempeño deficiente. Potencialmente perjudicial para los minoristas, que dependen de los empleados de primera línea para cumplir la promesa de la marca y crear experiencias memorables para los clientes. Con una mejor capacidad para monitorear los comentarios y realizar un seguimiento de los datos de capacitación, los empleados de primera línea sienten una conexión más cercana con el producto y, en última instancia, desarrollan una pasión más fuerte por impulsar las ventas.

Usando tecnología

Cuando los minoristas deciden priorizar el desarrollo, la comunicación y la retroalimentación, fomentan una cultura de colaboración, innovación y aprendizaje continuo. Al aprovechar herramientas tecnológicas como aplicaciones móviles o plataformas de capacitación (o una plataforma todo en uno como Enabley), los minoristas pueden crear canales para la comunicación bidireccional. Esto permite a los empleados aprender o desarrollar sus habilidades y aportar comentarios en tiempo real.

Por ejemplo, un minorista podría utilizar una plataforma de aprendizaje para compartir materiales de capacitación con empleados sin escritorio y alentarlos a responder con sus preguntas o sugerencias. La plataforma puede incluir elementos de gamificación para fomentar la participación y reconocer esfuerzos y contribuciones sobresalientes.

Los minoristas también pueden usar análisis de datos e inteligencia artificial para analizar datos de capacitación e identificar patrones u oportunidades de mejora. También ayudará a los minoristas a tomar decisiones basadas en datos que se alineen con las necesidades y preferencias de sus clientes y empleados.

Entonces, si bien la historia de la Torre de Babel nos recuerda la importancia de la comunicación y la comprensión en cualquier organización, al derribar las barreras y crear canales para la retroalimentación y la colaboración, los minoristas pueden superar los desafíos de comunicación y liberar el potencial de su fuerza laboral. Al hacerlo, pueden construir una torre de excelencia que logre resultados de ventas excepcionales.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Ir al contenido