El reto de la formación de mano de obra sin escritorio

Un número cada vez mayor de empresas se están dando cuenta del papel fundamental que desempeña la formación de la fuerza laboral sin escritorio para lograr objetivos estratégicos. Este reconocimiento coincide con un reciente informe del Foro Económico Mundial, que destacaba que un notable 81% de las empresas consideran ahora que invertir en aprendizaje y formación en el puesto de trabajo es una estrategia fundamental para alcanzar sus objetivos empresariales. Esta cifra es un claro recordatorio de la importancia cada vez mayor de cultivar el talento dentro de las organizaciones, especialmente entre los trabajadores sin puesto de trabajo.

Sin embargo, dentro de la misma encuesta surge una brecha significativa.

Sólo el 34% de estas empresas reconoce la oferta de oportunidades de reciclaje y mejora de las cualificaciones como una forma de abordar la escasez de talento. Esta discrepancia sugiere que, si bien muchas organizaciones dan prioridad al desarrollo de las competencias de sus actuales empleados sin puesto de trabajo, es posible que no comprendan plenamente el potencial de la reconversión y la mejora de las competencias para colmar la brecha de talento en estas funciones sin puesto de trabajo.

Profundizar en los datos revela industrias específicas que están a la vanguardia de la adopción de la automatización como una solución para superar los desafíos de la fuerza laboral. En particular, sectores como el automovilístico, el aeroespacial y el de fabricación avanzada están buscando activamente soluciones de automatización. Esto refleja una tendencia más amplia en el panorama empresarial en el que las empresas están recurriendo a la automatización como un movimiento estratégico para mitigar la brecha de habilidades con la capacitación de Deskless Workforce.

En la búsqueda de la transformación y el crecimiento, las empresas suelen identificar las carencias de cualificaciones y la disponibilidad de talento como sus principales obstáculos. En consecuencia, se inclinan cada vez más por invertir en formación como estrategia prometedora de mano de obra, complementaria de sus iniciativas de automatización. Esta inversión está impulsada por la comprensión de que una mano de obra cualificada y sin pupitre es fundamental para impulsar la innovación y mantener la competitividad.

Los datos sobre formación de trabajadores sin escritorio muestran:

Curiosamente, los datos de la encuesta revelan distintos niveles de confianza entre las empresas en lo que respecta a sus perspectivas de mano de obra en los próximos cinco años. Mientras que un impresionante 77% de los encuestados se mostró optimista sobre el desarrollo del talento dentro de su actual plantilla de trabajadores sin puesto de trabajo, hay menos consenso en cuanto a la disponibilidad de talento. Parece que las empresas son cautelosamente optimistas sobre su capacidad para desarrollar a sus actuales empleados sin puesto de trabajo, pero albergan incertidumbre sobre las futuras necesidades de talento. Ahí es donde entra en juego una solución de formación móvil sólida y ágil.

Curiosamente, más del 70% de las organizaciones agrarias de sectores como la agricultura, la silvicultura y la pesca mantienen una perspectiva positiva sobre la retención de su talento. Esta confianza específica del sector puede atribuirse a la naturaleza única de su mano de obra sin escritorio y a la estabilidad percibida dentro de su industria.

Teniendo en cuenta estos resultados, resulta evidente que las empresas buscan activamente formas eficaces de conectar el talento con las oportunidades de empleo, especialmente en el ámbito de los trabajadores sin escritorio. Entre las posibles soluciones, la financiación de la formación profesional se perfila como la intervención gubernamental más favorecida. Esto subraya la importancia de las asociaciones público-privadas para hacer frente al déficit de talentos y facilitar el desarrollo de la mano de obra para las funciones sin escritorio.

Además, los hábitos de aprendizaje están evolucionando para que la formación sea más ágil y adaptable, atendiendo a las necesidades únicas de los trabajadores sin escritorio. Esta evolución se ajusta perfectamente a las cambiantes exigencias de la mano de obra moderna, que valora el aprendizaje continuo y la adaptabilidad como competencias básicas.

Aquí es precisamente donde interviene Enabley. La solución Deskless-First Learning está preparada para impulsar cambios transformadores en su organización. Entendemos el panorama cambiante de la capacitación de la fuerza laboral sin escritorio y ofrecemos soluciones personalizadas para ayudarlo a potenciar, mejorar y retener su talento sin escritorio. Ha llegado el momento de liberar todo el potencial de su fuerza de trabajo sin escritorio y seguir siendo competitivo en el cambiante entorno empresarial actual. Hablemos de cómo Enabley puede ser su socio en este viaje hacia la mejora de la excelencia de la plantilla.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Ir al contenido